jueves, 2 de febrero de 2017

Todas las suegras...Vuelan?

Bruja



Desde hace siglos, venimos escuchando las historias entre suegras y nueras, para algunas, una relación basada en una estrecha competencia, dos lazos impuestos y obligados por un papel después de una boda (o no), que comparten amores diferentes por una misma persona, un raro sentimiento de pertenencia que obliga a querer marcar límites. 

Un amor ciego que deja abierta la puerta a la discordia, muchas veces desde el vamos y casi siempre sin vuelta a atrás.


Relaciones humanas de una estricta incomprensión, que no llevan a ningún lado o quizás si, al odio y que terrible! Pero existe!

Es por eso, que dentro de cualquier persona y de una suegra en este caso, podemos encontrarnos con una variedad ilimitada de cualidades de las buenas y de las otras: 
Peligro!!! Ahi van :@

La vecina: Esa que vive a dos pasos, se permite entrar y salir de tu casa, a gusto y placer. Cómo lo sabes?  Porque cada vez que vuelves de trabajar, encuentras siempre, las cosas en otro lugar.


La central telefónica: La que llama, varias veces por día para hablar con su hijo por todo y nada, sobretodo a la hora de la cena.


La pinocha: La que miente sin cesar y así y todo, cree que siempre dice la verdad.


La competitiva: La mejor en todo y como ama de casa, es la mejor y claro te lo hace saber.


La actriz: Esa que siempre inventa una nueva escena, m
ás mucho más, cuando hay invitados.


La maniática: No le importa hacer la limpieza, aunque hayas pasado horas haciéndola, antes de su llegada.


La dietista: La que te dice todo, lo que deberías comer para no engordar o todo lo que NO deberías comer bah!


La víctima: la que siempre pide socorro, aún cuando no se encuentra en problemas.


La cuenta-cuentos: Las historias de los otros le fascina. Quiere saber todo!


La calculadora: Ni un centavito 
más, ni uno menos para tu cumpleaños.


La bruja: Es la que tiene todas las "cualidades" mencionadas anteriormente.






Y al final y a pesar de todo, un lugar hoy te ocupa, el de mujer, esposa, un territorio también tuyo. Esa necesidad de querer hacer todo bien, sentirte aceptada y hasta querida. Para lograr si se puede, el equilibrio de una familia perfecta. 

Pero por qué, aunque con todo el esfuerzo del mundo, sientes que tu relación con ella se levanta siempre con el pie izquierdo?


Yo sé, y estoy segura que en el medio de estadísticas,  existe un vinculo fuerte, positivo, algunas veces mejores que con nuestras propias madres con un oído atento, presentes, dispuestas a ceder el lugar o una parte y ocupar otro. Aceptando el paso de una etapa y compartiendo lo que la vida va sumando. Creando hasta un incluso, una amistad con todas las confidencias de una madre.






 En fin cual sea la suegra que te haya tocado ... Paciencia.  Considera siempre como única  prioridad tu propia familia, aunque cierto, eso sea TODO un reto.

Para las otras, a las que un destino les ha regalado una suegra casi madre, disfruten de esa relación tan atípica que no por nada, se ha creado este extraño mito de suegras y la incansable pregunta...

Será,que algunas suegras vuelan o todas caminan?











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu huella en mi blog, deja un comentario. Gracias ;-)