domingo, 31 de mayo de 2015

Una madre ( para la vida).





Un buen día, 
      Comienza con un abrazo
          Con una caricia 
              Y algún que otro berrinche. 
                 Las noches blancas, 
                    Van dejando marcas de cansancio 
                        Pero nunca inspiran al desamor. 
                          Crecemos con ellos, no importa la edad 
                            Y en la aventura que comienza, 
                                 El día que el test da positivo. 
                                    La etapa, que durará toda una vida, 
                                       Se hará parte de nuestra piel con ellos y de sus bocas...
                                           A cada paso...
                                              Cuando con un grito o de un susurro, 
                                                   Escuchemos  la palabra...Mamá.


viernes, 29 de mayo de 2015

Te regalo una sonrisa XIII.




lunes, 25 de mayo de 2015

La foto de la semana.







viernes, 22 de mayo de 2015

Te Regalo Una Sonrisa XII.



     ¿Te imaginas, el valor de una sonrisa? y ¿dos? y ¿tres? y ¿un millón?
      #cadenadesonrisas.



¡Quiero vivir para soñar!




Dormida veía el reflejo, 

De mis sueños impacientes,
Escondidos en cajitas de cristal.
Oía el palpitar de mi alma,
Nadando en mares de agua salada,
Corría desnuda de secretos,
Abrazaba a la brisa de un verano.
Vestía flores de colores
Impregnando de aroma 
Y de pétalos mi cabello.
Desataba nudos de libertad, 
Que ataban con fuerza 
La verdad de los pensamientos.
Cantaba en voz alta 
Gritando cada uno 
De cien sentimientos.


miércoles, 20 de mayo de 2015

Muero de amor...








Cuando no necesito reclamarte caricias
En la víspera de una mañana.

Cuando siento el galope de tu corazón
Apoyando mi cabeza en tu pecho.

Cuando respiro y suspiro el mismo aire,
Envolviendo pasiones con millones de besos.

Muero de amor...
En medio de sonrisas
Que amortigüen cada una de mis tristezas

Cuando lloro y tu mirada, llora conmigo.

Cuando tus palabras silencian al destino
Y a donde sea me llevas contigo.

Muero de amor...
Cuando no necesito más de lo que tengo,
Sin descifrar acertijos, 
Que escondan fingidas respuestas.
Cuando afirmas mis deseos 
Y cautivas mi precencia.




jueves, 14 de mayo de 2015

La vida sin él.





Sol de abril
Que impotente pierdes el brillo
En medio de nubes de seda,
Aprisionas la luz de una mañana
Y te inclinas bajo tormentas.

Llueven grises gotitas
Sobre numerosos rostros de piedra
Abruman y resbalan las palabras
Escondiendo las mentiras del temor
Las mismas que desde siempre
Sospecharon el dolor de la falta.

Y suspiras,
Respiras
Sigues...
Cuentas,
No cuentas,
Apagas los ojos,
Evades pensamientos
Que restauren algunos
De sus preciosos recuerdos.
Y lo logras...
Sonríes
Levantas la mirada
Hacia un cielo que refugia, 
Más de ciento cincuenta anhelos
Y del secreto que guardan, 
En pleno día las estrellas,
Descubres lo que al partir
Ha escrito con su propia vida
El valor de tan pura herencia...
                                               Tú.









domingo, 10 de mayo de 2015

Toda una vida...Madre.




Ínfima me veía
En un mundo paralelo
Donde aun armaba sus sueños.
Dormida, junto a él, 
Un milagro inventaría caritas
Hasta crear un ser...El mío,
Que cubierta de anhelos. 
Nacería de sus entrañas
Sin saber y ahora sabiendo
Cambiaría su nombre 
Por sonidos en mi llanto
Hasta aprender de un día 
Que de las letras,
Mi voz le diría...
MADRE.

Afrontando, a su lado temores
De pequeña,
De grande...
Crecería.

Compartiendo la intriga,
Que no firma,
Siempre acuerdos 
Pero siempre amarla igual.


martes, 5 de mayo de 2015

De parte del amor.






Con una caricia 
Su mano se posaba en la mía

Entrelazando mis dedos, 

Se afirmaban los sueños

Y del susurro que no vestía palabras

Apretabas su boca con suspiros en mi oído
Y me hubiera quedado ahí eternamente.
Fundida en el roce de un corazón
Que sólo añoraba cariño.
Sin pretender ni un poco más
De lo que hasta yo,
Llamaba suficiente.
Pudiendo acortar días
Por disfrutar en sus brazos cada noche,
En una incesante lluvia de estrellas
Declarando con luces nuestra luna.
En un amor que para mí,
Duraría más de una vida
Mostrando la sinceridad
Sin esconder aquellos sentimientos
Que a veces intrigan
Y provocan tanto miedo.
Viejo en años,
Impecable en su seda
Bajo las nubes de mi alma, 
Yo leo "Te Amo".















25 días con mi madre.








-Durante largos 7 meses.

-Mi mente y yo, fuimos imaginando el reencuentro perfecto.

-Descubriendo en el camino, que las mariposas en el vientre, no sólo se reservan a dos enamorados, sino a cualquier sentimiento que se sienta delatado, apretado en medio de ciento de suspiros, hasta explotar en los brazos de quien en su nombre, estaban reservados.

-Y gritar ¡mamaaaaaaaaá!, en un aeropuerto repleto de gente extraña.

-Sin importar las miradas ajenas.

-Viéndola cara a cara, luego de eternos...4 años.

-Fundiendo la distancia de miles de kilometros en nada, apaciguando la falta que fingían siglos, en la piel de varios años, hasta disiparla, olvidando, sin volver a verla, sin extrañarla, ni llamarla.

-De su mano, de su abrazo, del olor que un hijo no olvida, ni siquiera siendo adulto. Renacen los recuerdos de una vida compartida, de varias luchas, de guerras ganadas y dolencias que llevan acuestas, algunas de ellas perdidas.

-Encontrando la fortaleza que siendo tan válida como cualquier herencia, se incrusta en la mirada, derramando alguna lágrima que se esconde o se deja ver a plena luz del día.
Dando rienda suelta, a un llanto enjaulado, donde renacen las sonrisas, las risas, de una espera que indecisa no definía fechas porque el futuro y la vida misma, viven inventando reglas. Siendo lo que son, sin ser lo que deberían ser para facilitar los momentos perdidos, en medio de una distancia que nunca, nunca pidió llamarse "tan lejos" pero se asume tal y como lo escriben los hechos.
Sabiendo que lo mejor, es lo que al final, se presenta como destino, aunque mi madre, me duela...del otro lado del océano.

-Viviendo...

-De un lado hacia otro, re-descubriendo una ciudad que no pretende, esconder secretos de belleza y persiste, anonadando la historia de cualquier ser humano, impregnando el decorado viejo y no tanto, de mi querida París, conmigo con mi madre, en medio de la gente y bajo un mismo cielo pero esta vez a su lado...

-Viajando hacia los confines de la tierra, caminando sobre arenas, acogiendo un horizonte en medio de árboles creídos pradera y aguas cristalinas que aunque frías, no le temen a la unión de lo que hasta parecen, dos mundos... el suyo, el mío.

-Bajo y sobre, una bi-cultura, ahora también mía, aprendimos a dibujar el camino de dos idiomas y el choque cultural, que intenta inhibir a cualquier extranjero, eso que no espera a nadie con moldes a medida y te obliga a ser parte de todo como si nada o casi.

-Aprendiendo, que el afecto no siempre necesita palabras, sólo abrazos, besos, caricias...Respetando a un español atolondrado, acaparado por un francés insistente, que algo arrogante se lleva todo por delante y deja muda las palabras pero no arrasa con el amor, que late aún más fuerte en el corazón de una abuela que a pesar de 11000km (y varias horas de vuelo), siempre ha estado presente en la vida de dos pequeños que anidan desde hace años su alma y la aman.