viernes, 21 de junio de 2013

Todas se embarazan menos yo.



Un instinto amanece contigo
Sensaciones extrañas y un sueño en camino,
Tantas veces solitario
Pero muchas compartído.
Un deseo con aires de fácil
Se presenta al principio        
Pero cada mes la decepción entra en rigor
Las dudas se cautivan de problemas
Y todo de pierde entre la bronca y la razón.
Un trayecto...un destino
En la lucha de exámenes infinitos
Que se graban en tu cuerpo, en tu mente
Y en la esperanza, la fuerza se nutre
Del añoro de tenerle.
Los años pasarán y sin lágrimas para llorar
El día que no lo esperas
Tu cuerpo comenzara cambiar
El positivo lo confirma!!!
Y en nueve meses, serás mama.
Atrás quedarán las penas
La angustia del miedo
De no saber si lo lograrás.
Pero ahora lo sabes para ti,
                                          para todas
                                                  Estas historias existen
                                                          con hermoso final.



Para algunas tan fácil para otras, el camino es más largó. Pero he escuchado historias de lucha con finales hermosos, capaces de olvidar el dolor de la lucha.
Ánimo ha aquellas mujeres que atraviesan una etapa como esta donde,la amargura hace que vean sólo panzas pero nunca en ustedes mismas.

Creo que todo llega en el momento justo y en el momento que menos esperamos que pasen. La mente juega un rol importante, la positividad y la certeza solo harán que tu cuerpo se prepare para algo tan maravilloso como dar vida. Y aunque tengas que ser asistida por la medicina, piensa siempre en el objetivo nada mejor, donde encontrar fortaleza.







domingo, 16 de junio de 2013

Recuérdame.


Recordar



 Los días sensibles de abril, traen lentamente un suave sabor amargo, del día preciso que no quisieras revivir,.
 En él, se encajan las piezas de un pasado doloroso de lo que se implanta y no se quiere ir.
 El dolor tan profundo de la perdida, no se parece a ningún otro.
 Los sentimientos de esa bronca de lo que no podemos cambiar y el latido de las pesadillas que renacen y la lucha de querer olvidar.

Tantos imposibles se asemejan y nos envuelven pero alguien inventó las lágrimas que nos salvan del ahogo en la agonía de las penas y es ahí donde sentimos  revivir.
La vida continua, ese es el lema de muchos que conocen la herida del dolor abierta, ponerla en práctica es la tarea de cada día pero se puede o se debe ya no sé.
            
Con los años la dimensión de lo grave de esas cosas que duelen tanto, encuentran un molde en el corazón y se asumen, no duele menos sólo se aceptan.
Las pataletas del enojo que tanto se parece a un niño en pleno capricho no sirven de nada, lo sabes!

Y al final, en esto a que todos llamamos la ley de a vida o más fácil, proceso. El tiempo lo va amoldando hasta poder encontrar el espacio que le corresponde y que al principio se ve tan tan pequeño.












viernes, 14 de junio de 2013

Un canto a la vida.





Las notas van creando una dulce melodía
Los meses la afinan y le van dando forma
De pronto un alma reservada las cobija
Guiadas por una luz van viendo la salida
Al ritmo de un dolor hermoso
Que solo una madre conoce
Los suspiros que crean una pausa
Entre la felicidad y la fuerza
Se amortiguan...


Un día como hoy como otro
Sin días ni noches
En el acorde perfecto de un concierto
Tú y yo comenzamos una danza.


Los días componen desafíos
El cansancio se ahoga, 

En alguna lágrima
Y las ganas renacen del amor
Que todo lo puede, 

Que todo lo puede.

La experiencia se inspira
De una nueva sinfonía
Y la sonrisa que amanece
Va dejando una marca y se afirma.


Toda una aventura
Para una madre primeriza
Que sin talento en su voz
Ha inventado su propia música
Mi composición
                         Mi canto
                                   Mi vida
                                              Mi hijo.

jueves, 13 de junio de 2013

Nostalgia.







En un mayo que no parece primavera
Se mezclan sentimientos de risa y de pena.    
La lluvia rosa la brisa
Que con un suave compás
Mojan las hojas.
El sol ha faltado a su cita
Y sólo ha dejado su sombra.
En un rincón del corazón
La nostalgia pide a gritos
Que el tiempo cambie
De una vez por todas.
Los sentimientos se acoplan
En una rara sinfonía,

Notas incomprendidas
Van dejando un espacio vacío
Y se ahogan de melancolía.
Sin querer las emociones
Se rigen del color del tiempo
Y se pintan con matices,
Del color del cielo.






















martes, 11 de junio de 2013

Confesiones de una madre a su panza.






La experiencia me delata
Y para serte franca.                          
No eres Tú, mi primera panza.
Tu hermano mayor
Ha vivido en el confort,
De la que hoy, llamas tu casa.

Sin embargo, no es por eso
Que inspiras mis humildes palabras
Sino por la culpa que se invita sola
Y muchas veces,
Me rasguña el alma.
Rara sensación me deja
Al no poder disfrutar
Paso a paso con momentos
Que definan esta dulce etapa.

Permíteme compensarte
Con los sueños,
De mis noches bien dormida,
Con ellos, mis anhelos, mis deseos,
Que aunque ya siendo madre
Se renuevan cada día.
Mis caricias, las de tu padre
Que demuestra que eres parte de mi vida.

Una parte de mis pensamientos
Crecen inconscientes contigo
Sentimientos, nueve meses
Y una ansiedad latente
De la buena, si se puede...
Se afirma esperando tu venida.
Queda poco, queda menos
Para vivir....en tu dulce compañía.



El segundo embarazo, se vive de otra manera con otros tiempos pero con la misma felicidad del primero y lejos de "muchos miedos".





jueves, 6 de junio de 2013

La paciencia infinita de una madre.


       



No hay edad para los caprichos
Si adulta, yo aún los tengo
Como reprocharle a mi hijo
Que no imponga
Sus propias ideas.
Las pataletas de las frustraciones
De todo esto que esta prohibido
Forman parte de su vida en crecimiento
Y de la mía, que como madre
Sigo aprendiendo...

Se afirma, me reta,
Quiere invertir los roles
Y tratarme como
La más pequeña
Palabras más palabras
Se pierden en el viento
Lágrimas, gritos
Berrinches y en el medio
Suspiros que se alteran

Paciencia...

En el fondo de mi misma
Florecen varios sentimientos
La culpa, la pena, la bronca 
Y de pronto el susurro de mi mente
"Tranquila, sigue así es lo correcto"
"Respira profundo y espera..".

Pero en su viaje a lo indebido
Me quiere llevar a cuestas
Y en la estación de "penitencia"
Es ahí donde aplico mis reglas

10 minutos eternales
Finalizan la larga espera
Y fingen ganar una batalla
A una de sus tantas guerras
Luego un beso y un abrazo
Alcanzan para una dulce tregua.

Esta es la dura tarea
De la maternidad
Que sola, se pone a prueba
Pero a pesar de todo
Veremos, en ellos un dia,
La tan preciada recompensa.

Paciencia...


Francine, una madre en plena expansión, de aquello que llamamos, educación!




martes, 4 de junio de 2013

El trabajo de mi vida.




En el largo destino que elegimos o que nos impone la vida, no todo es color de rosa y no todo es gris tampoco. Hay un camino a seguir, descubriendo paso a paso con tropezones y caídas lo que creemos conocido y que no lo es.
Proyectar una vida de a tres se vuelve lo mas fácil, concretarlo, vivirlo es simplemente un proceso que se acomoda de a poco, con emociones, con sentimientos encontrados, con espacios vacíos y con otros muy llenos, un constante aprendizaje y una organización que intenta encontrar su lugar muchas veces imposible, sobretodo al principio.





Cuando me quedé embarazada, me olvidé o tal vez no quise pensar que había un después, que no todo es evidente y aunque si crea a medias, en el instinto maternal, no todo llega con la cigüeña, en un gran saco con todas las respuestas, NO! Ni siquiera viviendo en Paris.

Vivir con bebe en el vientre durante casi nueve meses, se vuelve una cohabitación de dos seres que no se conocen pero que desde ya se aman con cambios interiores. Una gran mudanza donde todo está pero desordenado o acomodándose entre hormonas desconcertadas y un físico que no entra en los pantalones, fui aprendiendo a aceptar esos cambios y a vivirlos, poco a poco...plenamente.

Las pocas veces que me anime a imaginar el mañana, fue cuando me dejaba llevar por mis emociones mas bonitas y soñaba despierta, a mi marido llevando a su hijo en el porta bebe o dándole su baño. 
El ser madre me sonaba como algo ridículo de aprender, pensé que una mujer nacía sabiendo y no que nacía aprendiendo pero como la vida no te regala experiencias por nada, me dió y me sigue dando una serie de gratas lecciones que aunque muchas duelan, absorbo como una esponja.


Cuando la extensión más hermosa de nuestras vidas, vino al mundo, me dejo el sabor amargo de las hormonas en revolución y en caída libre, el deseo de querer saber todo y tener la impresión de no saber nada se peleaban, varias veces al día, la auto-presión que ejercía en mi misma por "crear" un niño perfecto, a partir de una madre imperfecta, (sabiendo que "la perfecta" no existe, salvo la mía JA!) Sabiendo que no era capaz, de responder a muchas de mis dudas y querer hacer todo bien con pequeños huequitos en blanco por aquí y por allá me dejaban pegadas a la piel mas dudas y mas miedos.
Y para completar mi persona, activa e hiperquinética por parte de mi madre, dejaron las siestas obligadas y que me correspondían por derecho, de lado, deje que el tiempo que poco tenia me agotara, terminando cansada de estar cansada. Lista y preparada, como un bombero en guardia por si mi hijo me necesitaba, sin querer perderme un segundo por culpa del sueño, permaneciendo muchas veces, desvelada. Enfurruñado

Pero al final, fui aprendiendo, como todo que cuando dicen que los 3 primeros meses son las más duros, lo son, cuando dicen que luego todo marcha sobre ruedas bueno eso..Depende.
 Hoy, puedo decir que varios meses después, todo marcha de otro modo, no por él . Sino por mi porque aprendí a callarme, a decirme que tenía que tomarme el tiempo de pensar, de parar eso de parar, de no querer ser la mujer maravilla cubriendo todos los espacios y dejando huecos por todas partes, aprender a viví el día con las prioridades y no con lo innecesario.

Disfrutar de cada minuto con mi hijos, de la evolución que el tiempo les otorga, de sus etapas porque soy capaz ....De recordar, el regalo su primer sonrisa, cuando detesto el chupete y prefirió su dedo pulgar, cuando sus ojos comenzaron a parecerse a los míos, cuando sus dedos de los pies de "arrugaban" como los de su padre, cuando tuvo ese llanto que me rompió el alma, en mil pesados con su primera vacuna, cuando regalo su primera carcajada, cuando tomó su primer osito, entre sus pequeñitas manos, cuando me "aviso" que era tiempo de cambiar la silla de su carrito porque estaba preparado para ver al mundo.

La vida me ha dado el privilegio más hermoso, el lujo mas preciado de la vida, un trabajo a tiempo completo pagado con mil caricias por día y algún que otro capricho. Un trabajo, que muchas veces pasa por alto, que nadie mira, que tantos olvidan y si antes como en la mayoría de las reuniones me preguntaban trabajas o estudias y pasaba por rara cuando nos respondías ninguna pues, hoy , mañana y siempre con todo mi orgullo, respondería..........YO...de PROFESIÓN ?...

                                                                                                                    MADRE.



Puedo asegurar que a pesar de que he tenido otros trabajos en mi vida creí, equivocarme, aprender y descubrirme como persona como en este de " Madre a tiempo completo". 



Para todas, esas "mamas en casa". Un abraso de oso!



Chocolate para el alma.









La felicidad es un trayecto decía Alfredo D'Souza.               
En él, un camino se bifurca,

Una  elección, 
Un destino

Y no siempre
Decisiones correctas.                  

El significado de los errores                                 

Se descifra

En la estación del "Tiempo"
Aprendemos poco a poco...
El valor de las pequeñas cosas
Y la ambición de tenerlo todo

Se disipa...
No existe receta
Para una vida perfecta
Sólo sabores que se mezclan....
Chocolate amargo para días con gripe de ojos nublados.
Chocolate blanco en días de frío nevado.
Chocolate con leche en amaneceres no solitarios.
Chocolate fondant para una noche de pasión.
Chocolate con almendras para quienes aman la aventura.
Chocolate en taza, cuando la falta, necesita abrigar el alma.

Un capricho que no se inventa,
Fórmulas de dietas estrictas
Que no se modera
Que no se priva.
La libertad la tienes servida,
Busca en tu corazón,
Ahí se encuentra escondida.