martes, 11 de junio de 2013

Confesiones de una madre a su panza.






La experiencia me delata
Y para serte franca.                          
No eres Tú, mi primera panza.
Tu hermano mayor
Ha vivido en el confort,
De la que hoy, llamas tu casa.

Sin embargo, no es por eso
Que inspiras mis humildes palabras
Sino por la culpa que se invita sola
Y muchas veces,
Me rasguña el alma.
Rara sensación me deja
Al no poder disfrutar
Paso a paso con momentos
Que definan esta dulce etapa.

Permíteme compensarte
Con los sueños,
De mis noches bien dormida,
Con ellos, mis anhelos, mis deseos,
Que aunque ya siendo madre
Se renuevan cada día.
Mis caricias, las de tu padre
Que demuestra que eres parte de mi vida.

Una parte de mis pensamientos
Crecen inconscientes contigo
Sentimientos, nueve meses
Y una ansiedad latente
De la buena, si se puede...
Se afirma esperando tu venida.
Queda poco, queda menos
Para vivir....en tu dulce compañía.



El segundo embarazo, se vive de otra manera con otros tiempos pero con la misma felicidad del primero y lejos de "muchos miedos".





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu huella en mi blog, deja un comentario. Gracias ;-)