jueves, 6 de junio de 2013

La paciencia infinita de una madre.


       



No hay edad para los caprichos
Si adulta, yo aún los tengo
Como reprocharle a mi hijo
Que no imponga
Sus propias ideas.
Las pataletas de las frustraciones
De todo esto que esta prohibido
Forman parte de su vida en crecimiento
Y de la mía, que como madre
Sigo aprendiendo...

Se afirma, me reta,
Quiere invertir los roles
Y tratarme como
La más pequeña
Palabras más palabras
Se pierden en el viento
Lágrimas, gritos
Berrinches y en el medio
Suspiros que se alteran

Paciencia...

En el fondo de mi misma
Florecen varios sentimientos
La culpa, la pena, la bronca 
Y de pronto el susurro de mi mente
"Tranquila, sigue así es lo correcto"
"Respira profundo y espera..".

Pero en su viaje a lo indebido
Me quiere llevar a cuestas
Y en la estación de "penitencia"
Es ahí donde aplico mis reglas

10 minutos eternales
Finalizan la larga espera
Y fingen ganar una batalla
A una de sus tantas guerras
Luego un beso y un abrazo
Alcanzan para una dulce tregua.

Esta es la dura tarea
De la maternidad
Que sola, se pone a prueba
Pero a pesar de todo
Veremos, en ellos un dia,
La tan preciada recompensa.

Paciencia...


Francine, una madre en plena expansión, de aquello que llamamos, educación!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu huella en mi blog, deja un comentario. Gracias ;-)