domingo, 23 de marzo de 2014

No soy yo...Son ellas.



Ya habrán escuchado la muy conocida frase:lo) : ¿"Quién entiende a las mujeres:-]?" Y, si bien muchas veces, les damos la razón...en silencio.
Señores, permítanme contarles que en nuestro cuerpo existe una lucha apasionada y constante de hormonas que a lo largo del mes, toman lugar en orden o desordenadas y de a ratos se vuelven incontratables y explotan y...explotamos.:9]

Cuando la semana crítica hace su aparición, el mundo se nos viene abajo:-( , la primera reacción es ufff, aquí esta:8) , cuando en realidad la reacción debería ser...genial! Bienvenida:-/ , a no ser que estés  en situación de buscar o agrandar la familia.

Para algunas se invita cuando quiere y para otras, siempre se presenta puntual para no faltar a la cita y a pesar de tener la costumbre de recibirla, pretendes no estar disponible y con poca suerte, tu vida se vuelve una organización:ty)  en función de "la muy querida"y las preguntas, sobretodo cuando eres joven y a penas comienzas a frecuentarla, se divierten contigo o sin tí, mejor dicho y los dilemas comienzan:

¿Falda o pantalón?
¿Esta semana o el fin de semana? 
¿Cancelo, las vacaciones en la playa :( ? 
¿Espero unos días más y confirmo la fecha para estar segura:8)  
O el típico deseo, que no venga ese día! Que no venga ese día! Jamas controlado.:3]  

Al final con pena y sin gloria, toca afrontarla:

# El primer y segundo día, la fatiga te sientes como si cargaras un burro es la espalda:r) , los estrógeno están por el piso, estas mas sensible :8} y sin ganas de nada, la progesterona generosa, se niega a quedarse afuera, se combina y te deja hecha un trapo:z) .
 En estos primeros días se admiten, alguna que otra cosilla dulce, "revive el moral", como me gusta llamarlo o chocolate, si prefieres ( de todos modos, mañana retomas, la dieta) aun nos sentimos un poco reacias, a los mimos pero se aceptan con moderación.:L)
#El tercero o cuarto, los días de tormenta han pasado, pero cuidado aun puede darnos alguna que otra, sorpresa:b) , a no relajarse, del todo y estar atenta.

Gracias a Dios, el sol existe y aparece luego de varios días grises, el ánimo empieza a subir, muy de a poco y aunque el espejo no nos muestra la imagen que queremos y sigamos algo molestas, empezamos a mirarnos de reojo.:7)y con otra cara.
 Vamos sintiendo que estamos en la cúspide de cualquier montaña y como todo tiene un fin (hasta la próxima vez)  la muy dichosa se despide y los estrógenos empiezan a subir:-) . 
Y así señorita belleza, hace su aparición y trae consigo el mejor momento en "todo", como depilarse el vello, sin dolor o casi.  No creo, que sea buena idea...dejar el deporte de lado en le SC*, pero si es así, es el mejor momento para retomarlo.:1]
Entre su partida y el comienzo del descenso de hormonas transcurre una semana y en ella nos sentimos divinas:fl) , sexys, con ganas de conquistar o ser conquistadas, nos reímos y la vida se perfuma "maravillosa". Olvidando con gusto, la prisión hormonal, liberada y liberadas.:da)


Para las futuras madres, en pleno "plan concepción", este es el momento en oro, no olvides poner todo de tu parte para pasar un buen momento y quien sabe, quizás olvides por varios meses el proceso que debemos vivir cuando no estas embarazadas, ni das el pecho. Para las otras, sean cautelosas, disfruten pero sean precavidas. :9}

:lo)  Dias después, de la semana de "piel perfecta" empieza la etapita difícil. El estrógeno cae poco a poco, y el desgano empieza a asomar la nariz, la piel brilla pero no de fiesta y el acné hace intrusión, sin ninguna vergüenza, si puedes exfoliación una vez por semana para mantener los poros abiertos o una bolsa de papel, todo depende.
En estos largooooooooos....quince días :-[  a nivel cambios, incorporamos (como en un receta)  Hinchazón, irritabilidad en dosis progresivas e incomprensibles hasta para nosotras, debido a la caída de la progesterona (  siempre presente, acaso no te cansas! ) duelen los senos, la cabeza empieza con su tic tac, parece que hubiéramos aumentado de peso, la ropa parece prestada y nada nos queda como queremos, sensibilidad, emociones, otra vez a flor de piel y en aumento.
El SPM*, desea encarcelarnos y a de tanto en tanto, nos recuerda que la visita, esta a la vuelta de la esquina.:7}


Como se darán cuenta, es una competencia y somos el campo de deporte, nuestra cabeza y nuestro cuerpo, son a la vez  una montaña rusa, todo sube y todo baja. Y eso en términos normales o de forma casi precisa pero cuando alguna de ella se alborota, se tiende a perder el equilibrio y ahi si...Madre mía!

Entonces, señores, señoritas y señoras, donde los primeros poseen, una linea hormonal, envidiablemente constante...Paciencia!;-)

Y para nosotras, digamos chao a la presión hormonal. Al final somos lo que somos un poco gracias a ellas: Mujeres. Y sin ellas, tampoco tendríamos lo que tenemos: Nuestros hijos.( ¿Alguien entendió?)

No  siempre es fácil ser mujer con todo lo que eso implica, porque a pesar de los cambios en el estado de ánimo y físico, seguimos haciendo las mismas actividades, trabajar, hacer deporte, ser femeninas, mamas, esposas o novias con el cariño que nos caracteriza, a pesar de todas esas sensaciones, dando lo mejor de nosotras.
Y aunque la segunda mitad del ciclo, solo estemos al 80%. Disfrutemos de las dos primeras partes donde la vida, se siente simplemente maravillosa y en la otra mitad, dejemos que nos mimen. Pienso que una buena dosis de amor y comprensión podrían ser un buen remedio.


*SC= semana critica.
*SPM= sindrome premenstrual



Pd: En una día cualquiera, recordando al "viejo" messenger y sus caritas.
 (Hay Francine, siempre atada a algún recuerdo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu huella en mi blog, deja un comentario. Gracias ;-)