miércoles, 4 de marzo de 2015

Ya no quiero rosas.





                       
                          Que se llenen de polvo y de ceniza                           
Ni pétalos sedientos de pasión.
No quiero hojas marchitas
Reclamando afanosas rayos de sol.

No pretendo ramos en vano
Que vistan la apariencia de razón
Ni mentiras envueltas en espinas
Que lastimen la fragilidad del corazón.

No deseo docena de ilusiones,
Aturdidas en el fondo de un jarrón,
Arrancando al destino sin raíces
Pretendiendo sembrar una vida de a dos.



Sólo sueño sentir,
El aroma azucarado
En el perfume de un verdadero amor.
Sólo quiero que me quieras
Con cientos de errores y pocas virtudes
Pues lo sabes,
Esa, soy yo.

Ya no quiero rosas....
                                                     Sólo jazmines.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu huella en mi blog, deja un comentario. Gracias ;-)