jueves, 26 de marzo de 2015

Noches blancas.








El sol suspira,
Su último rayo
Y en la penumbra
De luces artificiales,
Veo la angustia nacer
Desde tus lágrimas.
Al ritmo de un llanto 
Que se acopla
Mi canto desafinado
Las cobija.

Una noche,
De muchas otras,
Perdidas en un reloj
Que no marca el tiempo,
Que sólo tú y yo compartimos
Que solo tú y yo conocemos.
Esas mismas,
Donde el cansancio muere
En algún abismo
Y donde la fortaleza 
Se nutre de la felicidad
De ser madre.




Etapas olvidadas,
Que renacen con cada hijo
Dejan sentimientos a flor de piel
Y un amor inmenso
Que a tu lado crece 
Con cada amanecer.


                  
  



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu huella en mi blog, deja un comentario. Gracias ;-)