Respira.







-Deja de agobiarte con problemas que tienen solución.

-No intentes resolver las dificultades de otros, has lo que puedas...Escucha.

-Disfruta de los pequeños momentos, tomate cada día una hora para ti.

-Mira hacia adelante, si miras mucho hacia atrás, puede que te tropieces con algún error del pasado...Olvida.

-Abre la ventana, ¿sientes la brisa fresca que intenta liberar una mañana?

-No lo sobre protejas, la vida no es esa, sabes que eres una buena madre...Tranquila.                                                

-Organiza una noche romántica, él también te necesita...Disfrútala.

-No creas sólo en las obligaciones, cree también en los placeres, escucha música, lee, canta, escribe, grita, llora, ríe, escucha tu alma...Vive. 

-La belleza exterior se construye, la interior nunca envejece...Valórate.





 - ¿Hoy te sientes triste?
Recuerda, eres un ser humano, mañana será un nuevo día y jamás, habrá dos que se parezcan.

-¿Te sientes feliz?
Derrocha cariño, regala abrazos y besos, siempre habrá alguien que los necesite.                              

-¿Te sientes sola? 
Te equivocas, aquí estoy...
           ¡Respira!


*No se trata de que esto te lo diga yo a tí...Sino a quién, se lo puedas decir tú. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Música en francés: Escribamos sobre muros (Paz y amor).

Sentada aquí en mi alma...Tu ausencia.

Música en francés: Lazos de amistad.